¿Cómo darte cuenta de la fatiga cuando conduces?

En muchas ocasiones el problema no está en el mismo hecho de quedarse dormidos al volante sino de que no nos damos cuenta que la fatiga nos pasa factura y provoca que nos que nos quedemos dormidos. Un  estudio de la asociación estadounidense Drowsy Driving, da algunos indicadores para saber cuándo estamos demasiado cansados para conducir.

  • Dificultad para concentrarse y mantener los ojos abiertos o la cabeza alzada.
  • Bostezar o frotar los ojos de forma repetida. * Pensamientos fantasiosos o divagantes.
  • Salirse del carril, pegarse demasiado a otro vehículo y perder señales o salidas.
  • Sentir inquietud, irritabilidad o agresividad. * Encender la radio o bajar la ventanilla.
  • Reducir el tiempo de reacción y tomar malas decisiones.

Lo mejor para evitar los problemas de fatiga es dormir el tiempo adecuado, buenos hábitos de alimentación y, por supuesto, hacer los descansos y paradas necesarias en recorridos largos.

Información recogida de Antena3 Ponle freno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*