Las distracciones más habituales al volante (I)

Cuando conducimos no es raro tener ciertas distracciones en el volante. En la mayoría de las ocasiones son apenas segundos y no suele ocurrir nada porque sigues estando atento a la carretera. Pero en otras ocasiones ocurren en el momento más inoportuno o nos confiamos y nos despistamos más de lo debido perdemos el control y acaba en accidente.

Un estudio anual de la DGT informa sobre cuáles son las razones principales de distracción en el coche en una situación normal. Está claro que si has ingerido alcohol o no estás en condiciones de conducir, estas distracciones se multiplican. En dos artículos os vamos a resumir cuáles son las principales razones de distracción cuando conducimos. Estas son las primeras: las preocupaciones personales y la manipulación en el coche.

  • Preocupaciones personales. Aunque parece algo sin importancia el estado de ánimo del conductor es un motivo frecuente de distracción, además es difícil de solucionar ya que es algo muy personal de cada uno. Pueden ser problemas en el trabajo, situación familiar, etc. y está muy relacionado con el estrés y nerviosismo.
  • Uso instrumentos del coche. Cosas tan sencillas como regular el climatizador del coche, usar el navegador, cambiar de canción en el radiocasete, distraen al conductor. En ese pequeño instante que apartas los ojos de la carretera, aumenta el tiempo de reacción y con ello las posibilidades de sufrir un accidente. Si tienes acompañante deja que sea él quien manipule estos instrumentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*