Objetos inolvidables del coche: la pegatina turbo y el perrito

Seguimos con nuestra recopilación de esas cosas que antiguamente hacían de nuestro coche el más auténtico. No se nos puede olvidar algo tan importante como la pegatina turbo en letras enormes en nuestro parabrisas trasero.

Cuando llegaron los coches con turbo, tener uno de ellos era como tener un avión en el garaje de casa y eso había que mostrarlo, por eso esas pegatinas que lo dejaban claro. aún así, muchos hacían trampa poniendo las pegatinas aunque fueran motores de siempre.

Otro objeto inolvidable es ese perrito que meneaba la cabeza y colocábamos en la bandeja trasera del vehículo. Las carreteras eras peores por lo que el perrito se movía a su ritmo como tanto nos gusta. Ahora no sabemos si esto funcionaría.

En anteriores entradas hemos hablado de otros objetos inolvidables:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*