¿Qué tipo de lavado prefieres?

Como se suele decir, sobre gustos no hay nada escrito así que, dejando a un lado las preferencias de cada conductor, vamos a contaros los pros y los contras de cada tipo de lavado. El túnel de lavado es uno de los métodos más usados por los conductores porque es un sistema rápido, muy accesible y sobre todo, no requiere ningún esfuerzo por nuestra parte. El inconveniente es que si abusamos de este sistema podemos llegar a dañar nuestra carrocería. A veces los rodillos no están bien conservados y llegan a dejar arañazos, más visibles cuanto más claro sea el color del coche. Las mangueras a presión, no dejan ningún rastro en nuestro coche pero a diferencia de los rodillos, a estas mangueras se les resiste la suciedad seca e incrustada. Si optas por este sistema, fíjate bien en que tengan una presión adecuada, de lo contrario el resultado no será todo lo bueno que cabria esperar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*
*
Website

*